Italianos, brava gente…

Es asombroso que en el país de la Mafia y la Camorra, la manipulación política llegue hasta el extremo de hacer creer a los ciudadanos que sus problemas de inseguridad no derivan del crimen organizado, sino de unos 150.000 gitanos rumanos que se han instalado en los suburbios de sus ciudades.

El Paìs (interessante da leggere tutto, per chi un po’ "habla"; comunque è molto comprensibile)